Registrarse

Nick Cave & The Bad Seeds - "Push the sky away" (2013)

Avatar de Usuario
Mensajes: 122
Registrado: 07 Dic 2012 21:55
Ubicación: La Plata

Nick Cave & The Bad Seeds - "Push the sky away" (2013)

Notapor Pibevalderrama » 14 Jul 2013 00:05

Bob Dylan, Neil Young, Bruce Springsteen, John Lennon, Eric Clapton, Leonard Cohen, Paul McCartney son algunas de las estaciones obligadas del tren de la historiografia del rock cuando de songwriters se trata. Pero, quizás preso de la vieja sentencia de “…ramal que para, ramal que cierra…”, encontramos en algún punto equidistante entre Poblet y Oliden, caminando cual solitario croto por la via a nuestro antihéroe de hoy, Nick Cave.
El por que de tal soberano fenómeno de amnesia colectiva es para mi un arcano insondable. Seguramente no le habrá sumado puntos su talante salvaje e irredento, tampoco asesinar a trompadas a Kylie Minogue en la arrebatadoramente bella “When the wild roses grow” parece ser una gran idea para ganar simpatías, o tal vez pertenecer a una generación horneada al calor de la revuelta punk, posterior al Olimpo antes nombrado, le haya subido el riesgo país, quizás, quizás, quizás… No lo sabemos, pero lo cierto es que el hombre hace ya treinta años que al galope de una carrera envidiablemente coherente, con un nivel de calidad altísimo y prácticamente sin altibajos, viene cantando sobre los grandes temas, asi, con mayúsculas: Amor, Sexo, Locura, Dios, Muerte. Pero es a Clapton a quien le fabrican una Ferrari. En fin…
Su aventura comienza en Australia, su tierra natal, en 1979 al frente de sus Boys Next Door, que trasladados rápidamente a tierras-insulares-cuyas-cajas-no-necesitan-drivers-dedicados-a-las-frecuencias-mas-altas-del-espectro-audible, se renombran como The Birthday Party y a través de tres discos y algunos EP’s vomitan una catarata escatológica de poesía enferma y música violenta y atormentada. Semejante arrebato asesino no podía durar mucho, pero contra todo pronostico, nuestro cavernoso amigo comienza una carrera solista en la que no solo redoblara la apuesta y sofisticara su oscura propuesta, sino que seguirá siendo secundado por casi todos sus compinches de la primera hora, ahora con un nombre mas apropiado a su estirpe: Las Semillas de Maldad.
El hombre que renuncio a vivir en Brasil (tierra de su por entonces amada) “porque tanta alegría dinamitaba su depresión, y sin tristeza no se puede ser creativo”, ha sabido secundarse con excelentísimos laderos, como por ejemplo el omnipresente Mick Harvey, el nocturno Barry Adamson, el siderurgico Blixa Bargeld, y en los ultimos tiempos el indescriptible Warren Ellis, quienes han comandado una banda soporte que a mi humilde criterio podría per-se ser una de las mejores agrupaciones de la historia del rock, sobre todo en sus actuaciones en vivo. Tan solido background musical y una poesía exquisita e ilimitada, bastarían para construir una carrera por demás destacable, pero es solo el principio, porque hay por sobre todas las cosas, una voz. Profunda, amenazadoramente expresiva, preanuncia que el apocalipsis podrá ser cualquier cosa, menos amable.
Sintetizar en pocas líneas semejante cuerpo de trabajo es tarea casi imposible: baste decir que hay momentos lindantes con la autodestrucccion (“Your funeral, my trial”, “The firstborn is dead”), oscuro barroquismo (“The good son”), amor enfermizo y violento (“Let love in”, “Murder ballads”) e introspección religiosa (“The boatman’s call”), siendo acompañado como contrapunto femenino por voces de la talla de Lydia Lunch, Anita Lane, Diamanda Galas, PJ Harvey o la nombrada Kylie Minogue, la mayoría de las cuales se rindieron además a los encantos de uno sus hobbies favoritos, el de dandy empedernido.
La ultima parte de su carrera lo había encontrado tanto en su carrera en solitario (“Dig Lazarus, dig”) como con su nuevo grupo de descamisados llamado Grinderman, en una vuelta a sus raíces mas primitivas y virulentas, un universo sónico pletórico de agresión.
En ese contexto hace su aparición este “Push the sky away”, donde desde la tapa vemos a un Nick impecablemente trajeado, echando? mirando? ventilando? de su propio dormitorio a su hermosísima esposa y musa inspiradora (como para que no se inspire…), la modelo Susie Beck, (preferida de Vivienne Westwood nada menos) tal cual Dios la trajo al mundo.
Es un buen comienzo, pero ni remotamente el final. Los primeros versos de “We know who U.R.” predicen la atmosfera de amenazante tranquilidad que surcara el disco. La comparación con el maravilloso “The boatman’s call” es tan lógica como necesaria: también es un disco de baladas, pero mientras en el primero la religión, la fe, Dios, o como cada uno le llame es el hilo conductor del asunto, este es un disco que habla sobre lo terrenal, el hombre, la posesión y el deseo.
“Wide lovely eyes” y “Water’s edge” en manos de gente normal serian canciones de amor, pero tras las soberbias “Jubilee Street” y “Mermaids” con notables arreglos de cuerdas y constante presencia de la guitarra acústica (una novedad en el mundo sonoro de Cave, seguramente gentileza de Warren Ellis), en “We real cool” el bueno de Nicolas repite viejos trucos: la tensión sube hasta lo insoportable, la cosa nunca explota, pero ese bajo molesto y repetitivo nos dice mas alla de lo que podemos ver hay algo mas, y no es algo agradable. La intranquilidad continua en el obsesivo pulso percusivo de “Finishing Jubilee Street” (para mi la mejor del disco), y ni el blues cansino y arrastrado de “Higgs Bloson blues” ni el cierre que da nombre al álbum logran sacarnos del borde del asiento y devolvernos a la comodidad del respaldo.
Solo el historiador italiano Piero Scaruffi considera que Nick Cave es el mejor solista de la historia del rock, pero el peninsular es un personaje marginal en el mundo de la critica, su criterio mide con un cristal que nace alrededor de 1977, y seguramente su integridad intelectual esta obnubilada con la ingesta de toneladas de pasta regadas de buen tinto, y sesgada con el hervor de su sangre latina.
Ahorrense entonces el disgusto de escuchar el nuevo disco de este oscuro personaje que solo le gusta a este tano cachivachero y a mi, asi duermen tranquilos y pueden soñar con los angelitos.
Un abrazo

http://www.youtube.com/watch?v=v6-fHP52oNI

http://www.youtube.com/watch?v=UnA91sOz-kg
Fede

Sansui AU-517 + Sansui AU-4900 + Teac EQA-120 + Sony ST-242S + Marantz 6170/Ortofon Omega/Stanton 500 D71EE + Technics RS-673 + Akai 4000DS + Cambridge Audio CD10A + Technics SL-PG480 + Philips DVP 3020 + PC Asus + Focal Chorus 714V

Administrador
Avatar de Usuario
Mensajes: 2167
Registrado: 15 Nov 2012 21:22

Re: Nick Cave & The Bad Seeds - "Push the sky away" (2013)

Notapor nuppi » 14 Jul 2013 00:52

Lo escuche hace pocas semanas atrás y me gusto.
Fue un domingo, luego de atragantarme con spaghettis napolitanos intercalados con denso cabernet del cuál mi musculosa da fe. :)
Imagen

Avatar de Usuario
Mensajes: 2827
Registrado: 21 Nov 2012 14:20
Ubicación: Donde hay picada y cerveza

Re: Nick Cave & The Bad Seeds - "Push the sky away" (2013)

Notapor tony_bennett » 14 Jul 2013 03:11

Pibevalderrama escribió:............ que trasladados rápidamente a tierras-insulares-cuyas-cajas-no-necesitan-drivers-dedicados-a-las-frecuencias-mas-altas-del-espectro-audible



A partir de esta frase, la risa no me dejo seguir leyendo....... por lo que solo disfruto de "Into my Arms"...... ;)

Excelentisimo Pibe, como siempre. :clap:
Imagen

Leak ST20 Mcintosh 275 Conrad J Premier 11 Mcintosh C22 Metronome Technologie Garrard 401 RekOKut L34 PSAudio Lyra Erodion Tannoy HPD y Gold.

Volver a Rock & Pop

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado